Amigos Florencianos

“Colombiano como todos, como pocos Caqueteño”
 
ÍndicePortalCalendarioFAQRegistrarseConectarse
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Temas similares
Últimos temas
» MI VIDA ERES TU.
Vie Nov 09, 2018 2:16 pm por Anayola

» Mensajes de Condolencias a un Enfermo.
Vie Jul 06, 2018 9:41 am por Anayola

» dedicatorias de bodas
Lun Dic 18, 2017 11:53 pm por Anayola

» EL ROSTRO ES EL ESPEJO DEL SEXO.
Dom Ago 06, 2017 8:14 am por Ivanna Elenova

» HOLA A TODOS
Dom Ago 06, 2017 7:49 am por Ivanna Elenova

» BELLOS MENSAJES
Dom Nov 20, 2016 12:08 am por Patrym

» madre desconsolada
Sáb Jun 18, 2016 7:41 am por Anayola

» LOS TIGRES DEL NORTE.
Lun Mayo 30, 2016 2:11 pm por Anayola

» COMO NO CRER EN DIOS.
Vie Mayo 27, 2016 1:51 pm por Anayola

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Compañeros
Crear foro
Diciembre 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      
CalendarioCalendario

Comparte | 
 

 La historia entre Dios y las personas

Ir abajo 
AutorMensaje
nancy_woman

avatar

Cantidad de envíos : 50
Fecha de inscripción : 26/07/2012

MensajeTema: La historia entre Dios y las personas   Sáb Ago 04, 2012 3:24 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

La historia entre Dios y las personas[/center]

Todo debiera ser diferente.
Pero las cosas son como son: Ya no vivimos en el Edén, ya no paseamos con Dios por las tardes de otoño, el sol tiñendo de rojo nuestras espaldas mientras las hojas de los árboles se mecen a Su paso, en silenciosa adoración. No podemos levantar los ojos y ver los suyos brillando con cariño y humor, ni podemos oír su profunda voz preguntándonos qué tal hemos pasado el día.


“Un día maravilloso”, diríamos.
Pero todo eso ya pasó. Se arruinó.
Y ése es el drama de nuestra vida.
Y ya no podemos oír a Dios, ni ver su rostro. Ya no podemos oír su ronca voz.
Y el mundo se ha vuelto feo, y nacemos con un hueco en el alma. ¿Quién llenará ese hueco? ¡Dios mío, me han quitado a Dios!
Y vivimos nuestra vida intentando sobrevivir al trauma lo mejor que podemos. Procurando ser felices, procurando tapar de alguna manera ese hueco sangrante. Nos han quitado a Dios.
Y al momento de nacer comenzamos a morir. El bebé llora desconsolado. Algo no anda bien. Esto que siente no es normal. Sigue llorando, bebé. No es para menos.
Y vivimos una vida para la que no estamos preparados. Para la que no fuimos creados. Sintiendo miedo. Sintiendo vergüenza. Sintiéndonos indignos, carentes de valor. Perdidos. No, no fuimos creados para vivir así.
Perdidos.
Inseguros.
Y de repente experimentamos dolor. Horror. Sufrimiento. Y vivimos la vida intentando suplir la alegría que nos falta. Porque no es natural, este dolor. No es normal, este miedo.
Esta vergüenza… No, no es así como debería ser.
Pero Dios también sufre. Esperad, que voy. Os quiero tanto. Os echo de menos, mis criaturas.
Y de repente, Emmanuel, Dios Con Nosotros.
Y Dios Con Nosotros empieza a deshacer todo lo malo. ¿Te duele? Ven a mí, mi vida. ¡Pero si estás sufriendo! ¡Mi padre nunca quiso que esto fuera así! Acércate a mí, que soy tu consuelo. Confía en mí. Shh, calla. No pasa nada, yo me encargo de todo. Eres estupendo. Eres maravillosa. Tranquila… no volverás a tener sed.
Y la enfermedad se va, y el miedo se disipa. Y la angustia desaparece, y la desolación se olvida… ¿y qué queda? Paseamos con Jesús y el mundo empieza a ser como debería ser.
Hermoso.
Y Dios Con Nosotros habla. Os prometo, juro por mí mismo, que os amo a más que nada en el mundo. Sólo quiero que seáis felices. A partir de ahora todo será diferente, porque me llevaréis en el corazón. No volveréis a estar solos ni perdidos.
Brindemos por este nuevo acuerdo. Vino y pan para celebrar.
Y cuando llega el momento sucede lo innombrable. Dios Con Nosotros se deja matar.
Porque nos echa tanto de menos.
Porque no fuimos creados para estar separados.
Pero la muerte no le retiene. ¡Ha vuelto, y el mundo estalla de alegría!
Y aunque debe irse, ha tendido un puente. Venid a mí, mis criaturas. Ahora sí hay una manera. ¡Ya podemos estar juntos! Recordad por lo que brindamos. Me llevaréis en el corazón.
Y viene Dios El Consolador, y ya no estamos solos.
No, ya no estamos solos.
¿Pero cómo es posible?, preguntas con sorpresa. Hay luz donde sólo había oscuridad. El miedo ha desaparecido. Tienes ganas de reír
Y a veces nos parece verle, quizás un poco borroso, tras una ventana golpeada por la lluvia.
Y a veces podemos oírle. Su voz suena a lo lejos, pero se va acercando. ¡Ya voy! ¡Ya queda poco!
Y llega la hora.
Y cerramos los ojos una última vez. Y el mundo vuelve a ser hermoso. Y el agujero sangrante en el alma desaparece. Y levantas los ojos y Dios, con entusiasmo, te da la bienvenida. Un abrazo gigante. Tenía ganas de ti.
Y paseas por la playa con Él de la mano. Había tanto que no comprendía. He sufrido mucho sin ti.
Y Dios te mira con esos ojos penetrantes que lo revelan todo.
Y tu corazón se desboca de alegría.
Y todo está bien.
Volver arriba Ir abajo
Anayola
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 5586
Fecha de inscripción : 21/08/2009
Localización : Florencia - Caqueta - Colombia

MensajeTema: Re: La historia entre Dios y las personas   Mar Ene 08, 2013 12:25 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Gustavo ya ni se acordaba de por qué se había enojado con su hijo Rodolfo, pero continuaba molesto, y no podía evitarlo. Se sentía muy frustrado con el muchacho. Una y otra vez descargó su ira hasta quedar exhausto, e inmediatamente se sintió culpable por su conducta.

Mirando a los ojos llenos de lágrimas de Rodolfo, Gustavo le dijo: "Hijo, siento mucho haber perdido la paciencia. Estuve mal por haberte gritao y estuve mal por enojarme, a pesar de los que hiciste. Por favor, perdóname".

Sin dudarlo un instante Rodolfo le contestó: "No te preocupes, papá, ¡Jesús te perdona y yo también!"

Y Rodolfo se arrojo en los brazos de su papá para abrazarlo. Se dieron un fuerte abrazo, mientras el bálsamo sanador del perdón se derramaba sobre ambos. Los unía un lazo muy fuerte, capaz de resistir las desavenencias entre padre e hijo; era un vínculo que se hacía más fuerte por la fe que compartían. Era como si el desarrollo de Rodolfo estuviese forzando a Gustavo a enfrentar su propia conducta de su niñez y hacer algunos cambio.

Gusrtavo estaba muy consiente de que su hijo analizaba cada una de sus acciones, y él quería ser un buen padre. Le pidió a DIos que lo ayudara a ser un buen ejemplo. Todavía está luchando con su carácter e impaciencia, pero se ha comprometido a cambiar su conducta. Las palabras de su hijo lo alentaron y lo hicieron sentirse humilde.

"No te preocupes, papá, ¡Jesús te perdona y yo también! Volvió a escuchar las palabras de perdón de su hijo.

No es asunto de merecerlo o no, si pedimos perdón lo recibiremos.

Fuente: En el Jardín con Dios.

Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A El sea la gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén. 2 Pedro 3:18



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
http://amigosflorencianos.forosactivos.net
Anayola
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 5586
Fecha de inscripción : 21/08/2009
Localización : Florencia - Caqueta - Colombia

MensajeTema: Re: La historia entre Dios y las personas   Miér Ene 16, 2013 1:31 pm


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Un blanco manto se extendía por todos lados. Era la primera
nevada otoñal en Noruega, y la nación entera estaba cubierta
del blanco armiño.
Tres niños jugaban en la nieve: la pequeña Silje Redegaard, de
cinco años de edad, y dos amiguitos de ella, uno de cinco años
y otro de seis.
De pronto, en un sorpresivo estallido de violencia, los dos niños comenzaron a pegarle con palos a Silje Redegaard, hasta que
quedó inconsciente. Poco tiempo después murió, congelada.
Los dos homicidas NO pudieron explicar lo que pasó.
Lo maravilloso, lo increíble, lo inesperado fue la reacción de la
madre de Silje, Beathe Redegaard, pues dijo: «Yo perdono
a estos niños. Ellos no sabían lo que hacían.»
Aquel trágico suceso sacudió a toda Noruega, un país
excepcionalmente culto, pacífico y ordenado. Nadie hubiera
esperado que dos niños tan pequeños tuvieran tal ataque de furia.
En la blanca nieve del otoño, sopló, de golpe, el viento de la violencia. Pero luego hubo, también, un rayo de sol: el perdón de la madre
de la niña muerta.
La nieve, el viento y el sol pueden emplearse como símbolos del
drama universal humano. La nieve es fría, inmóvil, silenciosa.
Representa, en toda su indiferencia y frialdad, la muerte.
El viento, que a veces se vuelve torbellino al soplar con furia descontrolada, representa la violencia. Y el sol, cálido y bueno,
representa la acción perdonadora y salvadora de Dios. Por eso
a Cristo se le llama en la Biblia «el sol de justicia» (Malaquías 4:2).
Toda acción ofensiva de los hombres —toda injusticia, todo
despotismo, todo pecado— trae aparejada la muerte. «La paga del pecado es muerte» (Romanos 6:23a) es la sentencia inapelable de Dios.
Y hay que reconocer que vientos de violencia soplan furiosos por
todas la comarcas del mundo.
Sin embargo, hay un Sol de justicia que nos ofrece perdón, tal
como se lo ofreció Beathe Redegaard a los dos niños asesinos de su hijita. Puede haber en la humanidad mucha violencia, mucha maldad y mucho pecado, pero por encima de todo hay un inmenso manto de perdón.
Fue San Pablo quien dijo que «la paga del pecado es muerte».
Pero añadió que «la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor» (Romanos 6:23b). El sacrificio de Cristo al morir
en la cruz basta para limpiar todos nuestros pecados.
Si le pedimos perdón a Dios, no importa cuáles ni cuántos han
sido nuestros pecados, con tal que nos arrepintamos sincera y profundamente. Cristo desea ser nuestro Salvador.

Hermano Pablo












[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
http://amigosflorencianos.forosactivos.net
Anayola
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 5586
Fecha de inscripción : 21/08/2009
Localización : Florencia - Caqueta - Colombia

MensajeTema: Re: La historia entre Dios y las personas   Vie Feb 08, 2013 2:53 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

YO SÍ TE VEO..

La casa comenzó a incendiarse, el chico estaba solo, ambos padres habían salido a trabajar. El chico subió al techo dado que el fuego había comenzado en la cocina….
Los vecinos llamaron a los bomberos y le avisaron a la fábrica del padre que estaba a pocas cuadras… el humo aumentaba y también la desesperación el padre llegó corriendo y le gritaba a su hijo:
“Tiráte que yo te sostengo…”…¡¡ “no, no, no me puedo tirar porque no te veo, no sé donde estás…!!… ”
¡¡Tiráte – insistió el padre – porque yo sí te veo y sé donde vas a caer para sostenerte…!!
El hijo le dijo: - Pero yo no te veo.
El Padre contestó. - Sabes cómo lo debes de hacer, cierra los ojos y lánzate!
El niño dijo: - Papi no te veo, pero allá voy!
Y cuando el niño se lanzó abajo, lo rescataron.
Entonces el Padre lo abraza, llora con el hijo, juntos pero muy contentos.
Cuántas veces en nuestras vidas atravesamos por momentos de “Incendio”, proyectos personales o familiares inconclusos, cuántas veces sentimos que aquello sobre lo que habíamos fundado nuestras expectativas se comienzan a desvanecer y nada de lo que hacemos lo puede sostener….y en esos momentos cuando no vemos hacia donde caminamos, cuando no sabemos que decisiones tomar.
“Dios nos dice: Tranquilo/a que yo te veo…” y es maravilloso sabernos vigilados/as, con la mira comprometida de nuestro Dios, que no es mirada observadora sino sustentadora, mirada que nos recuerda y re-crea la esencia de cada una de nuestras existencias: ser hijos e hijas de Dios concebidos en Su Amor.
Que la certeza del Espíritu de Dios habitando en medio nuestro nos de la confianza de seguir caminando, aún cuando no veamos el camino, por la simple seguridad: “TRANQUILO, YO SÍ TE VEO…”




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
http://amigosflorencianos.forosactivos.net
Anayola
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 5586
Fecha de inscripción : 21/08/2009
Localización : Florencia - Caqueta - Colombia

MensajeTema: Re: La historia entre Dios y las personas   Lun Feb 18, 2013 7:34 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

UN JOVEN QUE TRABAJABA EN EL EJERCITO ERA HUMILLADO CONSTANTEMENTE POR SER CRISTIANO.
UN DÍA SU SUPERIOR QUERIENDO HUMILLARLO DELANTE DE LA
TROPA O EL PELOTÓN LLAMO AL SOLDADO Y LE DIJO:
JOVEN VENGA AQUÍ,... TOME LA LLAVE Y VAYA AQUEL JEEP Y ESTACIÓNELO ALLÁ AL FRENTE.
EL JOVEN SOLDADO DIJO: NO SE MANEJAR…
ENTONCES DIJO EL SUPERIOR, PERO VAMOS PIDA AYUDA A
SU DIOS, MUÉSTRENOS QUE EL EXISTE.
... EL SOLDADO AGARRO LA LLAVE Y MIENTRAS IBA AL
VEHÍCULO EMPEZÓ A ORAR, SUBIÓ ENCENDIÓ LA MOVILIDAD
Y MANEJÓ ESTACIONÁNDOLO PERFECTAMENTE.AL SALIR DEL
JEEP, EL SOLDADO VIO A TODOS AQUELLOS QUE ESTABAN
LLORANDO Y DICIENDO: NOSOTROS QUEREMOS SERVIR A TU DIOS.
EL JOVEN SOLDADO ESPANTADO, PREGUNTO QUE ESTABA SUCEDIENDO. A LO QUE EL SUPERIOR LLORANDO ABRIÓ EL
CAPO DEL JEEP Y LE MOSTRO QUE EL CARRO ESTABA SIN MOTOR.

Salmos 55:22 Confía en el Señor y él te sustentará, no dejara
caer el al justo..


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
http://amigosflorencianos.forosactivos.net
Anayola
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 5586
Fecha de inscripción : 21/08/2009
Localización : Florencia - Caqueta - Colombia

MensajeTema: Re: La historia entre Dios y las personas   Mar Mar 12, 2013 1:18 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Si tienes un problema muy agobiante, una necesidad muy
grande en tu vida; tal vez el problema es que monopolizas
toda la plática con Dios y no le estás escuchando a Él para nada.
¡Deja de hablar tanto y toma tiempo para escuchar!
Escucha la Palabra de Dios.
Quédate en silencio y deja que Él te hable.
Cuando estés en silencio esperando en Él, escucharás un
susurro, una suave voz.
Alguien llamó a eso "un impulso divino", pues es una impresión
en tu corazón indicándote que tienes que hacer algo en
particular....Él responderá.
Algunos creen que orar significa seguir pidiendo y pidiendo,
seguir hablando y rezando y rogándole al Señor con una gran
palabrería y una gran insistencia para convencerlo de que nos
conceda lo que queremos.
Este tipo de oración no demuestra mucha fe, ni confianza en
que Él va a responder. Todo lo contrario, demuestra tu falta
de fe e incredulidad, pues dudas que Él ya te oyó y que la
respuesta está en camino.
Cuando ores, no necesitas seguir pidiéndole lo mismo e insistir
con tantas palabras tratando de expresar lo que quieres.
Lo que en verdad necesitas es seguir 'creyendo', y 'esperando
con fe'....¡Espera que Dios te responda! La respuesta está
en camino, ¡Dios responderá!
¿Sabías que el sentido más sublime de la oración no es insistir
o demandar a Dios? Es entrar en comunión con Él,
remontando todo nuestro ser hacia los cielos y esperando
con fe la respuesta divina.
Si has orado mucho y aún no recibes la respuesta a tus
peticiones y sientes como si los Cielos están cerrados y
Él se ha hecho el sordo a tus ruegos y oraciones, recuerda esto:
Ninguna oración sincera a nuestro Padre Celestial ha sido
ignorada o no ha sido respondida.
Pero también es verdad que Dios tiene Su tiempo para el
cumplimiento de Su propósito. Él sabe lo que es mejor
para Sus hijos y a veces usa formas extrañas para
disciplinarnos y enseñarnos y eso lleva tiempo.
Dale tiempo a Dios.

Desconozco su Autor


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
http://amigosflorencianos.forosactivos.net
brujita

avatar

Cantidad de envíos : 2074
Fecha de inscripción : 09/01/2010

MensajeTema: Re: La historia entre Dios y las personas   Jue Oct 16, 2014 2:30 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


En cierta ocasión un reportero le preguntó a un agricultor si podía divulgar el secreto de su maíz, que ganaba el concurso al mejor producto, año tras año. El agricultor confesó que se debía a que compartía su semilla con los vecinos.

—"¿Por qué comparte su mejor semilla de maíz con sus vecinos, si usted también entra al mismo concurso año tras año?" preguntó el reportero.

—"Verá usted, señor," dijo el agricultor. "El viento lleva el polen del maíz maduro, de un sembradío a otro. Si mis vecinos cultivaran un maíz de calidad inferior, la polinización cruzada degradaría constantemente la calidad del mío. Si voy a sembrar buen maíz debo ayudar a que mi vecino también lo haga".

Lo mismo es con otras situaciones de nuestra vida. Quienes quieran lograr el éxito deben ayudar a que sus vecinos también tengan éxito. Quienes decidan vivir bien, deben ayudar a que los demás vivan bien, porque el valor de una vida se mide por las vidas que toca. Y quienes optan por ser felices, deben ayudar a que otros encuentren la felicidad, porque el bienestar de cada uno se halla unido al bienestar de todos.

Que Dios les conceda la gracia del éxito en sus vidas compartiendo lo que Dios les da.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La historia entre Dios y las personas   

Volver arriba Ir abajo
 
La historia entre Dios y las personas
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La conversacion entre Dios, Satan y la Virgen Maria, con la aparicion de Icl :D
» La carrera espacial entre EEUU y la URSS - Historia
» Comparaciones entre personas y personajes de JV
» La historia de Malka y Tamy
» Diógenes (historia de un griego)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Amigos Florencianos :: Rinconcito De Dios-
Cambiar a: